sábado, abril 29, 2006

Hechizo contra las personas que nos desean el mal




Materiales:
Se necesita: 1 incienso de limpieza, 2 carbones activados, sal, agua, 1 figura de papel, 1 recipiente para quemar el carbón, 1 vela negra, 1 botellita de aceite para la limpieza, 1 vela blanca consagrada, 1 cordón


Procedimiento:
NOTA IMPORTANTE: este hechizo es muy poderoso para cortar los males que nos hacen, pero si nos equivocamos de persona (por ejemplo si la persona que nosotros creí­amos que nos hací­a mal en realidad no lo hací­a) el hechizo no le hará daño ya que sólo se dirige contra personal que hacen el mal. Primero: limpiar el lugar donde vamos a hacer el ritual prendiendo incienso de limpieza sobre un carbón activado mientras decimos "con el humo y el aire yo limpio este espacio de toda carga negativa" Segundo: en una taza mezclar sal y agua y salpicar con esto alrededor de uno mientras que decimos "Con la sal y con el agua yo limpio este lugar de todo lo malo". Tercero: invocar a los espí­ritus protectores diciendo: "Espí­ritus que me protegen, acudan a mí­, ayúdenme a sanar del mal que me han enviado" repetir tres veces. Cuarto: preparar el muñeco de papel (sacarlo del envoltorio y dejarlo al lado) en una lata o similar poner un carbón activado prendido, echar encima las hierbas. Quinto: tomar la vela negra y marcar el sí­mbolo de saturno en ella, poner en la vela con los dedos aceite y encender la vela pensando que el negro de la vela va a absorber toda la negatividad que hay en nuestra contra. Sexto: tomar la vela blanca y dibujar el sí­mbolo del sol, tomar aceite con los dedos y pasarlo por la vela, encenderla, mirar la llama de la vela y pensar que la luz que irradia el color blanco es el camino libre de toda negatividad. Séptimo: tomar la figura humana y comenzar a enrollar el cordón de algodón alrededor de ella hasta que este cubierta si sobra cordón cortarlo y quemarlo. Mientras se hace esto hay que recitar lo siguiente y repetirlo hasta terminar de tapar la figura: "No podrás decir más daños, no podrás hacer más daño, no podrás causar más daño a nadie, por este hechizo tu estás atado, por nuestra voluntad tu estás atado, no podrás causar más daño a nadie, en este capullo tu morarás, hasta que te transformes y aprendas por ti mismo a no dañar". Octavo: cuando termine de atar y recitar transporte a la figura humana hasta un sitio donde la pueda enterrar o quemar, NO SE DEBE VISUALIZAR A LA PERSONA SIENDO ENTERRADA O QUEMADA, (porque sino el hechizo no funcionarí­a) sino que se debe visualizar enterrando o quemando el daño que emana de esa persona como una fuerza parecida a una neblina densa.